200 Mil Votantes de Georgia Habrían Sido Eliminados por Error

By Editor | El Nuevo Georgia | September 3, 2020

Share on print
Share on facebook
Share on email
Share on twitter

La última vez que acudió a las urnas, Christine Jordan, una votante de 92 años de Georgia, descubrió que había sido una de las víctimas de Brian Kemp—cuando era secretario de estado—y quien la había eliminado de las listas de votantes.

“He votado toda mi vida desde 1968”, dijo la mujer a Palast Investigative Fund, quien acaba de sacar un informe preocupante sobre la purga de electores de manera errónea, especialmente entre comunidades minoritarias del estado.

Una cifra preocupante


El informe del Palast Investigative Fund titulado Errores de purga en lista de votantes de Georgia concluyó que el estado probablemente había eliminado en 2019 los registros de votantes de casi 200,000 ciudadanos con el argumento de que se habían mudado de la dirección en su solicitud de registro de votantes. 

Sin embargo, ninguno de estos ciudadanos se había mudado, según Advanced Address List Hygiene. Como era de esperarse, las remociones probablemente afectarán a los más vulnerables: votantes jóvenes, votantes de bajos ingresos y ciudadanos de grupos raciales a los que se les ha negado su sagrado derecho al voto en el pasado. 

“Los miembros de la Asamblea General de Georgia deben rectificar este flagrante error”, dijo la organización en su informe.

Siguen los problemas

 

La Ley Nacional de Registro de Votantes (NVRA) de 1993 hace que tales purgas sean voluntarias para cada estado. 

Según la NVRA, un estado “puede” establecer un programa de remoción de votantes “en virtud del cual la información de cambio de dirección proporcionada por el Servicio Postal a través de sus titulares de licencias se utiliza para identificar a los registrados cuyas direcciones pueden haber cambiado”.

Para ratificar sus denuncias, Palast Investigative Fund contrató a las cinco principales firmas expertas en verificación de direcciones para escrutar la lista de purgados, nombre por nombre, además de tuvo a su disposición a un especialista del Servicio Postal, quien accedió a los archivos históricos de esa entidad, un proceso requerido por la Oficina de Correos para empresas comerciales como Amazon e eBay, 

Para hacerlo, Advanced Address List Hygiene, utilizó estándares de la industria para la verificación de direcciones residenciales, recurriendo a más de 240 fuentes de datos.

Aplicando esta metodología estándar, el Fondo encontró que de los 313,243 votantes de Georgia que supuestamente se mudaron de sus direcciones de registro, 198,351 no se habían mudado. Sin embargo, el Estado eliminó sus registros de votantes.

“Una fuente probable del error estatal: 3 de 4 votantes cancelados que fueron marcados como ‘NCOA’ (Cambio Nacional de Dirección) por el Secretario de Estado, de hecho, no estaban en esa lista”, indica el informe. 

“La tarifa por las bases de datos postales y patentadas es de aproximadamente 5 ¢ por dirección, en comparación con una tarjeta postal, impresa, enviada por correo, devolución con franqueo pagado más el procesamiento de medio millón de tarjetas que pueden ascender a millones de dólares, para obtener resultados sustancialmente inexactos”

Dice el informe que hay decenas de miles de votantes de Georgia que se han registrado, mantenido adecuadamente una residencia en el mismo condado y, sin embargo, el estado de Georgia ha eliminado su registro.

“Alentamos a todos a verificar su estatus de votante activo. Muchas personas en la lista de este estado tienen todo el derecho de asumir que están registradas para votar. Queremos que tengan tiempo para volver a registrarse”, dijo Andrea Young, directora ejecutiva de la ACLU de Georgia.

“Los resultados de nuestra investigación son impresionantes y desgarradores: 198.000 ciudadanos de Georgia purgados erróneamente de las listas de votantes, utilizando un sistema que tiende a apuntar a los votantes más jóvenes y de color”, dijo el periodista Greg Palast, quien dirigió la investigación.

“El estado afirma que estos votantes se movieron, pero los principales expertos del país en verificación de direcciones dicen no lo han hecho”, señala.

“No podemos imaginarnos de dónde sacó el Secretario de Estado su lista de ‘movidos’. Pero sí sabemos, a partir de nuestra revisión de nombre por nombre realizada por nuestros expertos, los mismos que utilizan Amazon y Home Depot, con licencia de la Oficina de Correos, que 3 de cada 4 nombres que el Secretario de Estado afirma que están en el registro de cambio de dirección de la Oficina Postal no están en la lista de la Oficina Postal”.

A nivel nacional es peor

Más de 16 millones de electores de razas diferente a la blanca que estaban registrados para votar en los comicios del 3 de noviembre, fueron purgados de las listas electorales sin saberlo, lo que les impedirá ejercer su derecho al voto. 

Un total de 48 millones de estadounidenses en total han sido dados de baja de acuerdo con las listas de votaciones estatales.

La cifra la compartió Andrea Miller, fundadora de la campaña ‘Reclaim Our Vote’ con sede en Virginia, que trabaja en estados donde la supresión continua de votantes es una de las técnicas para privar de derechos electorales a las comunidades más subrepresentadas. 

Miller contó que los lugares más preocupantes son Alabama, Arizona, Carolina del Norte, Mississippi, Georgia, Texas, Florida y Carolina del Sur, estados que sumados recogen 133 votos electorales para elegir presidente.