ACLU of Georgia

Como en la Alemania Nazi, detenidas por ICE en Georgia estarían siendo esterilizadas

By Editor | El Nuevo Georgia | September 14, 2020

Detained individual.

Varias organizaciones de defensa de los derechos humanos denunciaron el elevado número de histerectomías hechas en un centro de detención de migrantes en Georgia, en el sur de Estados Unidos, y una detenida describió lo ocurrido como “un experimento de un campo de concentración”.

“Cuando conocí a todas esas mujeres que habían pasado por cirugías, pensé que esto era como un experimento en un campo de concentración. Era como si estuvieran experimentando con nuestros cuerpos”, contó una detenida entrevistada por la organización Project South, según una denuncia inicialmente hecha ante el gobierno por la situación sanitaria del lugar en medio de la pandemia de covid-19.

La denuncia sobre las extracciones de útero o histerectomías nació después de que la enfermera Dawn Wooten filtrara información sobre las prácticas sanitarias en la prisión migratoria de Irwin, en Georgia, que es un centro operado por agentes privados.

La información filtrada se centra en la “alarmante negligencia médica” ante la pandemia de covid-19, que ha dejado 42 casos confirmados en este centro.

Como en la Alemania Nazi

La enfermera Dawn Wooten, quien hizo la denuncia a organizaciones que defienden los derechos civilws de los inmigrantes en Georgia

“Además esta queja lanza una alerta sobre la tasa de extirpaciones del útero a las que son sometidas las mujeres migrantes”, señaló la denuncia.

Una detenida le dijo a la organización Proyect South que en 2019 este centro envió a muchas mujeres a ver a un ginecólogo particular fuera del centro, pero que algunas desconfiaban de este médico.

“Muchas mujeres aquí son sometidas a una histerectomía”, señaló la mujer.

La enfermera que filtró la información confirmó su preocupación por la alta tasa de mujeres que fueron sometidas a histerectomías, afirmando que, si bien a veces este procedimiento está indicado, “no puede ser que los úteros de todo el mundo estén mal”.

Wooten indicó además que el médico llegó incluso a extirpar el ovario equivocado a una detenida que tenía un quiste, que entonces tuvo que someterse a otra operación que la dejó sin ovarios y por lo tanto estéril.

“Ella dijo que no estaba totalmente bajo el efecto de la anestesia cuando escuchó (al médico) decirle a la enfermera que le había sacado el equivocado”, relató la profesional.

El reporte informa además de detenidos con cáncer que pasaron semanas sin tratamiento, duchas inmundas para más de 50 personas y alimentos incomibles, a menudo contaminados con insectos.

También hay abortos en los centros de detención del país

Pero el problema va más allá. Según documentos publicados por la agencia de Inmigración y Control de Aduanas ICFE-, hasta 28 mujeres tuvieron abortos espontáneos mientras estaban detenidas por ICE entre los años fiscales de 2017 y 2018.

El número de mujeres inmigrantes que han sufrido un aborto espontáneo durante la detención de ICE casi se ha duplicado bajo la administración Trump, según un informe del Daily Beast.

El número de mujeres embarazadas bajo custodia también ha aumentado, como resultado de una política de la era Trump ampliamente criticada que puso fin a la práctica de eximirlas de ser retenidas en centros de detención.

Entre el 1 de octubre de 2017 y el 31 de agosto de 2018, según los registros de ICE, 1,655 mujeres embarazadas fueron detenidas por la agencia. (Entre 2012 y 2014, en comparación, ICE informó que había solo 559 mujeres embarazadas detenidas en sus instalaciones).

Las mujeres embarazadas detenidas por ICE han informado que a menudo eran ignoradas cuando sufrían de dolor intenso, enfermedad o angustia emocional relacionada con su embarazo.

Otras relataron sus experiencias, en una denuncia presentada en 2017 por la Unión Americana de Libertades Civiles—ACLU-, de haber sido retenidos en cámaras frigoríficas heladas que estaban abarrotadas y, a menudo, llenas de otras personas enfermas durante largos períodos de tiempo.

Quién es responsable de Irwin Detention Center

LaSalle, que administra 18 centros de detención en todo el sur, con capacidad para albergar a más de 13,000 personas, no es la única compañía de detención con fines de lucro que enfrenta un escrutinio por un mal manejo peligroso de la pandemia del coronavirus.

Pero cuando el virus se apoderó de la región este verano, surgió un patrón de presuntos abusos en las instalaciones de LaSalle.

En julio, el personal médico del Centro Correccional Richwood en Luisiana, propiedad de LaSalle, envió una carta al Congreso que detallaba las acusaciones preocupantes, incluyendo que la gerencia de LaSalle retuvo el equipo de protección personal tanto del personal como de los detenidos, descartó los resultados positivos de la prueba Covid-19 e ignoró los síntomas.

En el mismo mes, solicitantes de asilo médicamente vulnerables detenidos en Richwood dijeron a The Intercept que los esposaron, les rociaron con gas pimienta en la cara y los metieron en confinamiento solitario después de protestar por las peligrosas condiciones.

Un portavoz de LaSalle se negó a responder a una lista detallada de preguntas y solo dijo: “LaSalle Corrections está firmemente comprometida con la salud y el bienestar de quienes están a nuestro cuidado. Estamos profundamente comprometidos a brindar servicios de alta calidad y culturalmente receptivos en entornos seguros y humanos “. ICE también se negó a comentar.

En julio, el director ejecutivo de LaSalle, Rodney Cooper, envió una carta al Congreso en la que describía la respuesta de LaSalle a Covid-19, afirmando que la empresa estaba siendo “diligente en el funcionamiento de nuestras instalaciones al más alto nivel” y afirmando que ningún detenido de LaSalle había “sucumbido” a Covid. -19.

De hecho, al menos dos guardias de LaSalle y un miembro del personal médico han muerto a causa de la enfermedad.