Cómo protestar en una pandemia

Las medidas de distanciamiento físico han presentado retos, pero las personas han encontrado formas creativas para asegurar que sus voces son escuchadas.


Por siglos los americanos han tomado las calles cuando tienen quejas que compartir. Hemos tomado las calles para asegurar que nuestras voces sean escuchadas, para llevar a cabo un cambio y para sentir y desplegar el poder y la solidaridad de las congregaciones masivas. Pero con las órdenes de distanciamiento físico y de permanecer en casa prevalecientes en Estados Unidos y en el mundo, ¿cómo ejercemos responsablemente el derecho de protesta establecido en la Primera Enmienda, derecho que sigue siendo tan esencial como siempre?

Sin duda hay un imperativo médico para mantener nuestra persona y a nuestros vecinos a salvo y evitar que nuestros hospitales se vean desbordados. Al mismo tiempo, el debate público sobre cuestiones políticas urgentes -desde la construcción del oleoducto Keystone XL, el muro de la frontera sur, hasta cuándo y cómo reabrir el país-   permanece más vivo que nunca.

Las medidas actuales sobre distanciamiento físico han presentado retos, pero las personas han encontrado algunas formas creativas para asegurar que sus voces son escuchadas. Aquí hay algunos ejemplos.

PROTESTAS CONTRA EL OLEODUCTO KEYSTONE XL  

En Montana, la construcción del controversial oleoducto Keystone XL ha comenzado de lleno después de que el gobernador lo declarara como “esencial”.  Miembros de la comunidad han alegado por mucho tiempo que el oleoducto degradará la tierra y el agua y que los “campamentos de hombres” para los trabajadores del oleoducto son una amenaza para las comunidades indígenas.

Las reuniones públicas están prohibidas; de manera que -de acuerdo con la prohibición estatal de reuniones de más de 10 personas-,  un pequeño grupo de las tribus Assiniboine y Sioux, de la reserva india Fort Peck, se reunieron para rezar en círculo, sujetando un trozo de fibra natural para simbolizar el distanciamiento físico, al mismo tiempo que mantenían la cohesión social.  Sus faldas de cintas y su determinación bajo el gran cielo nos inspiran a seguir protegiendo el medio ambiente y a las comunidades indígenas.

Tweet Keystone XL Pipeline Protests - ACLU National

Foto: Para evitar el seguimiento de Twitter, mostramos una vista previa. Ve el tweet original.

EL ACTIVISMO ESTUDIANTIL SE TRASLADA EN LÍNEA

Estudiantes activistas de posgrado de la Universidad de California se han movilizado durante meses en torno a los ajustes en el costo de la vivienda (COLA siglas en inglés), manifestándose en actos públicos e incluso haciendo huelga de retención de calificaciones (grading strike) en diversos campus.

Los estudiantes de doctorado suelen tener muy pocos ingresos; ellos y sus familias dependen de los recursos del campus para sobrevivir; pero la mayoría de los campus están cerrados. Con los campus cerrados y las clases en línea, los estudiantes activistas también han trasladado su movimiento en línea, a través de la innovadora plataforma www.strikeuniversity.org, compartiendo sus preocupaciones con los responsables de la toma de decisiones y recabando el apoyo del público.

PROTESTAS EN AUTO

Las protestas en caravanas de automóviles han sido utilizadas por una variedad de movimientos.  Si bien es cierto que estar dentro de un auto no necesariamente alivia los problemas relacionados con la salud y que el grado de seguridad con el que se llevan a cabo tales protestas puede variar, esta táctica tiene la ventaja de parecerse en muchos aspectos a una tradicional protesta callejera. Oficiales de policía, desde Indiana a Los Ángeles y Puerto Rico no pueden ignorar la multitud reunida frente a sus oficinas.

Tweet Drive By Protests - ACLU National

Foto: Para evitar el seguimiento de Twitter, mostramos una vista previa. Ve el tweet original.

EL DINERO HABLA

Las decisiones individuales sobre en qué gastar el dinero también pueden ser una forma de protesta pública. Hemos visto a personas alzar la voz a través de sus billeteras, en una variedad de formas: donando a los esfuerzos de mitigación de la pandemia, dando a amigos y vecinos necesitados y auspiciando negocios locales responsables. A través de estas pequeñas acciones podemos mostrar lo que valoramos y podemos proporcionar ayuda a millones de personas que han perdido sus medios de vida, incluso mientras exigimos que nuestro gobierno fortalezca su red de seguridad. Los trabajadores esenciales , cuya mayoría suele ser personas de color, han expresado sus necesidades y muchos de ellos se están uniendo para ayudar.

VOTA Y HAZTE CONTAR

Votar y participar en el censo 2020 son dos formas más en cómo las personas están haciendo que su voz sea escuchada y debería ser posible sin arriesgar la salud. Quienes abogan por esta causa trabajan incansablemente para asegurar que los procesos electorales sean de lo más accesible, al mismo tiempo que les recuerdan a las personas que todos pueden y deben participar en el censo, porque el recuento nacional tendrá importantes implicaciones, mucho más allá de la crisis actual.

VENTANAS AL MUNDO

Durante la pandemia las ventanas se han convertido en importantes foros de expresión. En la ciudad de Nueva York gritamos y aplaudimos todos los días a las 7 p.m. para mostrar nuestro agradecimiento a los trabajadores esenciales; las personas confinadas en sus hogares también están desplegando señales de solidaridad y belleza a los transeúntes; quienes se encuentran en centros de dentención han escrito peticiones de ayuda en sus ventanas y poderosos mensajes públicos se han compartido utilizando muros y aceras.

Tweet Windows to the World - ACLU National

Foto: Para evitar el seguimiento de Twitter, mostramos una vista previa. Ve el tweet original.

EL CAMINO HACIA ADELANTE

El futuro de las protestas callejeras en persona permanece incierto, porque, aunque se levanten las medidas de cierre en las próximas semanas y meses, es probable que persistan el distanciamiento físico y la prohibición de las grandes concentraciones. Puede que durante algún tiempo tengamos que recurrir a medios creativos para protestar. Pero debemos estar alertas para garantizar que toda medida de seguridad que el gobierno imponga, sea temporal y no perdure después de haber satisfecho la necesidad por la que fue instaurada.

La historia nos ha enseñado que las personas en el poder encuentran fuertes incentivos en utilizar las crisis para consolidar ese poder y silenciar la disidencia. Son regularmente las comunidades de color y los más vulnerables quienes cargan el peso de las emergencias médicas en esta pandemia, así como de las medidas de las fuerzas policiales para implementar restricciones en la vida pública.

De manera que, habla, actúa y ejerce tu derecho de protesta consagrado en la Primera Enmienda. Pero también sé responsable, mantente seguro, lávate las manos y no arriesgues tu salud y la salud de tus comunidades.  

Te veremos de nuevo en las calles tan pronto como sea seguro estar allí.

Consulta otras guías de Conozca sus Derechos