El Problema:

Georgia tiene una crisis de mortalidad materna.

Georgia tiene una crisis de mortalidad materna1

Georgia es uno de los estados más peligrosos en América para la mujer embarazada, aún más si la mujer es afroamericana. En el 2016 la Escuela de Salud Pública de Yale reveló que en Georgia el índice de mortalidad materna relacionada con el embarazo era de 40.8 sobre 100,000 nacimientos vivos. 

El índice de mortalidad materna para las mujeres blancas en Georgia es más del doble que el índice nacional. El índice de mortalidad materna en las mujeres afroamericanas en Georgia es dos veces más que el de las mujeres blancas en el Estado y seis veces más que el índice nacional registrado en las mujeres blancas. 

La prohibición del aborto empeora el panorama de salud de las mujeres en Georgia. En lugar de cuestionar las decisiones que toman las mujeres sobre su salud reproductiva, los políticos deberían atender la crisis de mortalidad materna que hay en Georgia.