Los Politicos

La Cámara de Representantes de Georgia aprobó la prohibición del aborto por 2 votos.

"Los políticos no debería prejuzgar las decisiones de salud de las mujeres.”

- Sean J. Young, Legal Director

La ACLU de Georgia se sitúa firmemente en primera línea para proteger la libertad y la autonomía de la mujer y de las parejas de decidir si comenzar o no una familia y cuándo hacerlo, sin la interferencia del gobierno.

A pesar de que 70% de los ciudadanos de Georgia apoyan el caso Roe v. Wade, la Cámara de Representantes del Estado de Georgia aprobó la inconstitucional prohibición del aborto con un margen mínimo de 2 votos .Luego fue enviada al gobernador Kemp quien la firmó para convertirla en ley el 7 de mayo de 2019. 

Esta prohibición del aborto no sólo es anticonstitucional bajo los casi 50 años de precedentes del Tribunal Supremo de los Estados Unidos; es también extremadamente peligrosa para la salud y el bienestar de las mujeres en Georgia y sus familias. Esta es la razón por la que el 28 de junio la ACLU de Georgia y sus asociados interpusieron la demanda federal SisterSong v. Kemp, impugnando la constitucionalidad de la prohibición del aborto. Entre los demandantes están doctores, proveedores de asistencia médica y sus pacientes. 

Georgia tiene una crisis de salud materna con una escasez crítica de proveedores de asistencia médica especializada – sólo 50% de los condados cuentan con un ginecólogo/obstetra -, Georgia se ubica en el lugar 50 de 50 en los índices de mortalidad materna en los Estados Unidos, con las peores consecuencias en las madres afroamericanas. 

Nuestro mensaje es claro:

Los políticos debería enfocarse en expandir el acceso a la salud reproductiva en todo Georgia, en lugar de inmiscuirse en decisiones privadas y sumamente personales sobre asistencia médica.

Compromiso de acción

Tenemos grandes luchas por delante y tu apoyo es fundamental. Añade tu nombre para ser el primero en saber cómo puedes actuar en torno a las causas que más te importan. Regístrate AHORA para ser parte del equipo ACLU de Georgia.