ACLU of Georgia

Siguen Trabas Para Votar en Georgia

By Rafael Navarro | El Nuevo Georgia | June 12, 2020

Person sitting in chair outside in front of "Vote Here Today" sign

Los electores debieron armarse de paciencia y tuvieron que esperar en largas filas para poder ejercer su derecho este martes en Georgia

Por: Rafael Navarro-ENG

“¡Después de tener que mostrar mi pasaporte, para probar mi ciudadanía estadounidense, pude al fin emitir mi voto!”, compartió la mexicana Judith Martínez en sus redes sociales tras salir del recinto electoral en el condado de Gwinnett.

Había pasado unos difíciles momentos previos a la fotografía de la leyenda donde ya sonríe y pareciera que todo solo fue un mal momento. Pero no fue así.

Martínez nos contó después que, su esposo le había sugerido llevar el pasaporte estadounidense, pero como ya hace varios años que está ejerciendo su derecho a votar, creyó que iba a ser necesario.

“Iba haciendo lo imposible para llegar a tiempo, he votado en varias ocasiones, no creo que sea necesario”, recordó que le dijo a su esposo.

Al entrar al recinto dice que le sorprendió porque había mucha gente se veía bastante ocupado y el ambiente estaba un poco tenso, pues faltaba poco para cerrar las votaciones.

“Aparece como no ciudadana”

Martínez dice que logró por fin llegar a la mesa para comenzar el proceso de votación y al presentar su licencia el chico que la atendía le dijo “disculpe señora, pero aquí en su nombre aparece como que no es ciudadana…”

La primera reacción que dice haber sentido fue la de frustración y el hecho de que, en un lugar lleno de personas ejerciendo un derecho igual que ella, se le dijera que no podía hacerlo por algo que ese momento no entendía.

“No lo traigo, pero puedo pasar por él…estoy a 5 minutos y lo puedo traer…”, nos contó que le dijo al asistente electoral, entre la incertidumbre la frustración y la posibilidad de no poder votar.

A las 6:55 cuando regresó ya todo estaba. “Aquí está mi pasaporte”, recuerda que le dijo al asistente, él lo recibió, pero antes de proceder a dejarle emitir su voto, debió llenar un documento donde constaba que ella había cumplido con el requisito de llevar su pasaporte de Estados Unidos.

¿De dónde sale esa lista?

“Tengo la licencia de conducir de Georgias y eso no fue suficiente porque mi nombre fue “marcado como posible no ciudadano” ¿Cómo podría ser eso? He votado varias veces en el pasado y nunca tuve problemas”, reflexiona Martínez, quien dice que su esposo, también ciudadano naturalizado no tuvo ningún problema en ejercer su voto.

Ahora lo que ella se pregunta es: “¿De dónde sale esa lista? Yo voté, ¿Qué va a pasar con mi voto? ¿Y qué tal si anulan ese voto? Esto es ridículo y cuestionable…yo pienso en los que se enojan y dicen no vengo, no voto no me involucro”

La purga sigue

En noviembre de 2019 el secretario de estado anunció que el padrón electoral se reduciría en un cuatro por ciento, luego de revisar los nombres de cientos de miles de personas que serían removidas del sistema de votaciones estatal.

En ese momento, el secretario explicó que el derecho al voto de 313.243 electores les sería revocado debido a que se han mudado a un condado o estado distinto al que vivían, o que no han ejercido el derecho al voto durante varios años, esto se añadido a los cientos de miles que fueron purgados durante la gestión del pasado secretario de estado Brian Kemp, actual gobernador de Georgia.

En julio de 2017, se removió a un total de 534.000 votantes de los registros electorales, lo que constituyó la mayor purga en este sentido en la historia de Estados Unidos.

Por eso, algunas organizaciones que defienden los derechos de los votantes, especialmente de las comunidades de color siguen encendiendo las alarmas sobre las formas en que se viene ejerciendo la supresión del voto de distintas maneras y una de ellas es la de poner trabas adicionales al momento de votar.

“El sistema que ellos tienen ni ellos mismos confianza en él, yo tengo mis documentos expedidos por las propias autoridades que me dicen que esos documentos no valen, porque aparezco marcada como ‘posible no ciudadana’, eso no lo entiendo”, concluyó Martínez, no sin antes advertir que quienes pasen por estos inconvenientes no se den por vencidos.

¡Elecciones desastrosas!

Representative Pedro Marín

Pedro Marín es el representante hispano con más años en la legislatura estatal.

“Honestamente esto es frustrante”, así resumió a El Nuevo Georgia Tony Gray un afroamericano quien debió esperar más de 2 horas para poder votar en una escuela primaria de la ciudad de Decatur en el condado de DeKalb.

“Este nuevo proceso fue desgastante”, dijo el hombre tras explicar todo lo que debió hacer para votar, entre ello, pedir la ayuda de otras personas y salir del recinto para buscar documentos solicitados.

En el inicio de las votaciones, la apertura de los centros de votación, el proceso en varios condados, el cierre fuera del horario hasta entrada la noche y la entrega de los resultados de manera tardía, marcaron lo que a nivel nacional se catalogó nuevamente como una jornada desastrosa para la democracia y para el estado de Georgia en general.

“Las elecciones de Georgia celebradas hoy fueron un fracaso masivo”, dijo la noche del martes la Unión Americana de Libertades Civiles—ACLU.

“Innumerables georgianos fueron privados de su sagrado derecho al voto. Ya sea por incompetencia o supresión intencional de votantes, el resultado es el mismo: a los georgianos se les negaron sus derechos como ciudadanos en esta democracia, “dijo Andrea Young, Directora Ejecutiva de la ACLU de Georgia.

“No hay problema, pero las máquinas se entregaron tarde”

En un comunicado el Gerente de Implementación de Votación Estatal Gabriel Sterling, dijo que la culpa no era de quienes estaban encargado de los equipos y la logística sino de los funcionarios de los condados y negó que hubiera problemas.

“Hasta ahora no tenemos informes de ningún problema real con el equipo. Sí tenemos informes de equipos entregados en ubicaciones equivocadas y entregados tarde”, dijo.

“Tenemos informes de trabajadores electorales que no entienden la configuración o cómo operar el equipo de votación”

Crónica de un desastre anunciado

En marzo de 2019, la ACLU de Georgia advirtió a los condados de Cobb, DeKalb, Fulton y Gwinnett, los condados más poblados del estado, que no estaban listos para las elecciones en 2020. 

“Estos condados tienen más de dos millones de los casi siete millones de votantes registrados en el estado”. Dijo Young continuó. 

“En función de su desempeño en las elecciones de 2018, la ACLU advirtió que no se asignaron recursos suficientes para los lugares de votación, las máquinas, el personal electoral en persona y el personal para procesar las boletas en ausencia y que esto resultaría en la privación del derecho a voto de los votantes en 2020, no nos agrada que se demuestre que tenemos razón “.

Estas fueron algunas de las fallas recurrentes encontradas este martes:

Condado de Gwinnett

-28 lugares de votación del condado de Gwinnett que abrieron sin máquinas de votación.

-El condado de Gwinnett no pudo equipar adecuadamente más de 25 lugares de votación, “Esto significa que el 20% de los recintos del condado experimentaron esto”.

Condado de Fulton

-Las máquinas de votación no funcionan.

-El administrador del centro de votación no pudo traer papeletas de respaldo.

-Los votantes en la ubicación de la Biblioteca Metropolitana en el condado de Fulton experimentaron filas extremadamente largas en las urnas. Este lugar de votación no pudo equiparse adecuadamente con máquinas de votación y papeletas de papel de respaldo.

Condado de DeKalb

-Lugar de votación de Cross Keys: Las máquinas de votación no funcionan, solo estaba 1/3 del número habitual de trabajadores electorales, las 20 papeletas provisionales se agotaron a las 10 am.

-Cross Keys tuvo cuatro en lugar de los 12 trabajadores electorales habituales, las máquinas de votación no funcionaban.

Condado De Walton

-El condado de Walton estuvo rechazando a las personas si no llevaron su boleta de votación en ausencia y quisieron votar en persona en el recinto de votación de Bold Springs.

“Estamos explorando todas las opciones para responder a este fracaso. Los líderes no pasan el dinero: el Secretario de Estado, los Comisionados del Condado y los supervisores de Elecciones del Condado deben aceptar la responsabilidad y remediar esta situación inaceptable”, dijo Young.

Abre investigación

“La situación de votación hoy en ciertos recintos en los condados de Fulton y Dekalb es inaceptable. Mi oficina ha abierto una investigación para determinar qué deben hacer estos condados para resolver estos problemas antes de las elecciones de noviembre”, dijo el secretario de estado Brad Raffensperger.

Latinos en la cuerda floja

Representative Brenda López
Brenda López la latina que aspira al cargo de mayor rango en Georgia, se va a elecciones de desempate en agosto próximo.

Los resultados de este martes de elecciones primarias no favorecieron en primera instancia a muchos de los candidatos latinos que buscaban un asiento en alguna de las corporaciones públicas que se disputaban.

Con todo el desorden electoral, los resultados comenzaron a llegar tan tarde como nunca.

Al cierre de esta edición, el escaño que en el 2016 ganara la abogada Brenda López Romero en el distrito 99 del condado de Gwinnett, para convertirse en la primera latina en llegar a la Casa de Representantes lo perdió la comunidad al no alcanzarle los votos al candidato Jorge Granados para conservar dicha posición.

Granados sacaba 1,142 votos el miércoles (41.62%) frente al filipino Marvin Lim quien obtenía 1,602 (58.38%) quien al no tener oponente en el partido republicano es el virtual nuevo representante por ese distrito. Faltaban las boletas de voto ausente.

La representación latina en la legislatura estatal se merma de este modo, quedando solo el representante por el distrito 96 Pedro Marín quien completa ya 17 años y 8 períodos reelectos.

La representante Brenda López se peleaba para una segunda vuelta, al obtener 7,281 (14.5%) por el distrito congresional 7 frente a su oponente Carolyn Bourdeaux, quien obtuvo 23,137 (46%). Faltaban las boletas de voto ausente.

La abogada demócrata Zulma López, por el distrito 86 va a una segunda vuelta al obtener 1,075 votos (28.87%) frente a los 1,321 (28.87%) que sacara su oponente.

El cubano americano Jason Anavitarte se va a una segunda vuelta, por el senado estatal distrito 31, al obtener 8,530 votos 937.20%) frente a lo 9,198 (40.1%) que sacó su oponente.

La también abogada republicana Nohemí Puntier perdió su nominación al senado estatal por el distrito 45.

Róger Mármol, perdió su candidatura a comisionado del condado de Gwinnett por el distrito 3.

Edwin Méndez, perdió su candidatura a comisionado del condado de Cobb por el distrito 4.

Ernie Anaya, demócrata, perdió su nominación al senado estatal por el distrito 45.

Linda Pritchet Cruz, perdió su nominación al senado estatal por el distrito 39.

Johsilda Cruz, republicana, quien no tuvo contrincante, es la nominada por su colectividad para enfrentarse en noviembre al representante demócrata federal por el distrito 7 Hank Johnson.

El juez Dax López en el condado de DeKalb, fue ratificado en el cargo.

Lou Solís, ganó ampliamente la nominación a candidato a sheriff por el condado de Gwinnett.