Libertad Religiosa

El Congreso no hará ninguna ley sobre el establecimiento de una religión o la prohibición del libre ejercicio de esta;
- la Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos

Tal y como está consagrado en la Primera Enmienda, la libertad religiosa incluye dos protecciones complementarias: el derecho a la libertad y la expresión religiosa y la garantía de que el gobierno no prefiere ni la religión ni la no-religión, ni favorece determinados credos sobre otros. Estas dos protecciones trabajan de la mano, permitiendo la prosperidad de la libertad religiosa y salvaguardando tanto a la religión como al gobierno de las influencias inapropiadas de una hacia la otra.

Desde nuestra labor fundacional representando a los opositores de conciencia, hasta nuestra histórica defensa de John T. Scopes durante el infame “Juicio del Mono” de 1925 (“Scopes Monkey Trial”), la ACLU ha sido líder nacional en la lucha por la libertad religiosa. Edificada sobre la base de ese trabajo de casi un siglo, la ACLU emplea una estrategia integrada de litigios, educación pública y defensa, para proteger la libertad religiosa.

Lo que necesitas saber

81%

de los americanos afirman que la ley no debe permitir a las compañías, ni a otras instituciones, utilizar creencias religiosas para decidir a quiénes ofrecer un servicio y a quienes no.

3500

grupos conforman el panorama religioso estadounidense

AMERICANS

La ACLU defiende energéticamente el derecho de todos los americanos de practicar su religión, desde los cristianos hasta los miembros de las minorías religiosas.